¿Cuál es la mejor máquina de fitness?

  • 6 feb 2017

La bicicleta elíptica y la cinta de correr son dos aparatos de fitness clásicos e imprescindibles en cualquier gimnasio ¿Alguna vez te has preguntado cuál es mejor?

La pregunta tiene diferentes respuestas, dependiendo del tipo de entrenamiento que quieras hacer y los resultados que quieras conseguir. Puedes preguntar al monitor de tu gimnasio y aprender a utilizarlas para sacarles el máximo partido, pero para no dejarte con la duda hasta entonces, he aquí una lista de las ventajas y desventajas de cada aparato.

Cinta de correr

+ Es una de las máquinas de fitness más sencillas, dado que sus funciones y el tipo de ejercicio que ofrece son familiares incluso para los que nunca han pisado el gym.

+ Ofrece diferentes tipos de entrenamiento. La velocidad y la elevación son programables, por lo que se pueden simular diferentes terrenos y entrenamientos.

- Es fácil subestimar la presión que ejerce sobre tu espalda, rodillas y tobillos al usarla, especialmente si nunca la has utilizado.

- El espacio que ofrece es limitado y esto puede influir tu forma de trotar natural. Como pasa con todo en el fitness, es aconsejable comenzar despacio y con control.

A la hora de elegir, lo que más importa es tu propio plan de ejercicio y lo que quieras lograr con él. Prueba las dos la próxima vez que estés en el gym o apúntate a una de las clases colectivas para ver cuál es la indicada para ti!

Bicicleta elíptica

+ Es uno de los aparatos de fitness más completos. Se puede programar en distintos niveles de peso, por lo cual se puede personalizar según tu nivel de forma. No solo ejercita los grupos musculares de las piernas y la cadera como te podrías imaginar, también los del torso y los brazos. Además, se puede pedalear de manera invertida haciendo el entrenamiento más completo.

+ Algunos estudios de fitness indican que mucha gente subestima el nivel de esfuerzo que ejercen al utilizarla. Esto ayuda a activar el sistema cardiovascular de manera más profunda y a su vez quemar más grasa. Son ideales tanto para su uso individual como en clases colectivas.

- No se puede cambiar la elevación.

- Hay que tener muy en cuenta el grado de dificultad. Si siempre te mantienes en el nivel más bajo no harás mucho ejercicio, y si lo pones muy alto puede ser que te fatigues rápidamente.