Comer despacio es más sano

  • 26 oct 2016

Debido al estrés y a las prisas, a menudo comemos rápidamente y sin prestar atención a lo que estamos comiendo. Comer así hace que tengamos un riesgo 3 veces mayor de padecer sobrepeso. Se ha demostrado científicamente que comer más lentamente ayuda a adelgazar de forma fácil y duradera.

Un artículo reciente en el American Journal of Clinical Nutrition muestra claramente que comer lentamente es más sano y va unido a estadísticas muchísimo mejores  referentes a la pérdida de peso. Sin embargo, a menudo al comer nos distraemos con la televisión o el períodico y comemos de pie o mientras andamos en vez de sentarnos a comer con otras personas. Hasta hace no mucho, una agradable comida familiar no era nada raro, pero hoy en día estamos cada más estresados y solo disfrutamos de estas comidas en los días festivos.

Los supermercados han reconocido este fenómeno y cada vez ofrecen más comidas precocinadas y ensaladas que podemos comer de forma rápida y eficiente.

Por qué comer despacio es bueno para ti.

Al comer demasiado rápido no le damos tiempo al estómago a informar de que está lleno, por lo que es más fácil acabar desarrollando sobrepeso. Tu estómago tarda unos 20 minutos para poder determinar que está lleno. La sensación de estar lleno/a aparece lentamente, así que si comes muy rápidamente esta no llegará a tiempo.

Si comes más despacio el sistema digestivo mejor funcionará mejor y tardarás más en volver a tener hambre. Así, si comes tranquilamente y masticas bien la comida, ingerirás menos calorías. Esto se debe a que eres más consciente y prestas mucha más atención a lo que comes.

Tu cuerpo se adapta a tus hábitos alimenticios y acepta grandes cantidades de comida más rápidamente, con lo que volverás a necesitar más comida para llenarte. Así, entrarás en un círculo vicioso con tus hábitos alimenticios.

Además, masticar bien tiene otra práctica ventaja: Probarás un mayor número de sabores en la comida, y esto también es importante para estar saciado/a. También podrás obtener más nutrientes de la comida si la masticas mejor, porque las enzimas en la boca empiezan a trabajar inmediatamente y empiezan a digerir la comida antes de que te la tragues. Esto hará que tu estómago y tu aparato digestivo tengan que trabajar menos y que tú tengas más energía para otras cosas cosas.

Consejos para comer de forma más consciente

 • Siéntate a la hora de comer

Muchas personas comen mientras van de un sitio a otro o en la mesa de la cocina. Simplemente con sentarte para comer tranquilamente te obligas a tomarte más tiempo y a comer más despacio. Comer con cuchillo y tenedor en lugar de con la mano también ayuda.

• No hagas más de una cosa a la vez

Estar el domingo por la noche con el plato en la mesa delante de la televisión es una costumbre muy habitual, pero no es buena para ti. Si ves la televisión, lees el periódico o haces otras cosas mientras comes, no comerás de forma consciente y no llevarás la cuenta de cuánto comes. Concentrarte en lo que te llevas a la boca puede ayudar a disfrutar con más tranquilidad del sabor de la comida y esto es mucho mejor para la digestión.

 • Haz cosas poco habituales

Comer con palillos o con la mano izquierda en vez de con la derecha (o al revés para los zurdos) puede ayudarte a forzarte a comer más despacio.

• Come con otra gente

Al comer en compañía de otros, comerás más despacio de forma automática ya que hablarás entre bocado y bocado. Cuando más hables más despacio comerás, pero no dejes que se te enfríe la comida.

• Mastica más

Como ya hemos comentado anteriormente, masticar bien es de gran importancia para poner a trabajar a las encimas y poder disfrutar más del sabor de las comidas. Masticar entre 15 y 20 segundos antes de tragarte la comida es una buena regla. Para personas que coman rápido, es bueno prestar atención a la composición de la comida. Con puré de patatas u otros alimentos blandos, necesitarás masticar mucho menos que con verduras o fruta fresca.

 • Evita tener ataques de hambre

Si tenemos muchísima hambre, lo más probable es que nos dejemos llevar por ella y comamos muy rápido. Acostúmbrate a comer a horas fijas y en las cantidades adecuadas.

 • Come frutos secos con cáscara como aperitivo

Si comes cacahuetes o pistachos con cáscara, tardarás más tiempo en comértelos que otros frutos secos sin cáscara. Las investigaciones indican que esta es una buena manera de consumir menos calorías.

 • Bebe mucha agua

Al beber mucha agua en la comida e incluso antes de esta, te sentirás saciado/a mucho antes. Además, es muy bueno para tu salud.

• No comas estando muy estresado

Si estás muy estresado, lo mejor es que te relajes un poco antes de comer. De esta manera comerás de manera más consciente y esto te ayudará a comer menos.

• Come en platos más pequeños

Con platos más pequeños, te servirás porciones más pequeñas y comerás menos. Además, también comerás más despacio.