La elíptica

  • 23 may 2016

En la actualidad, aparte de la cinta de correr, el entrenador elíptico o elíptica es la máquina de aeróbicos más popular. Para mucha gente, la elíptica es una combinación ideal de correr y subir escaleras, en la que también se utilizan de forma activa los brazos. También hay mucha gente que ya no utiliza el step en su rutina de entrenamiento.

En el desarrollo de equipos de fitness, la elíptica es realmente el último grito en el entrenamiento cardiovascular. Las grandes marcas han introducido nuevos dispositivos en los últimos años, pero ninguno de estos dispositivos ha podido establecerse entre los tres primeros. Este está ocupado desde hace años por la cinta de correr, la bicicleta y la elíptica. 

Trasfondo 

La elíptica fue puesta a la venta por primera vez en 1995 por la empresa estadounidense Precor. La elíptica o EFX (Elliptical Fitness Cross Trainer) era un invento patentado en el que los pies hacen un movimiento circular sobre los pedales que a su vez están conectados a un volante de motor montado en la parte posterior. Desde entonces, muchos fabricantes han sacado al mercado equipos similares, habiendo tipos con el volante de motor delante y con el volantes de motor detrás. Ya que Precor tenía la patente de este invento, muchos fabricantes que han violado esta patente a lo largo de los años han recibido multas considerables. También hay fabricantes que han conseguido evitar las patentes realizando un pequeño cambio en el movimiento. 

Bajo impacto 

La elíptica se conoce como un dispositivo "de bajo impacto" que aplica poca presión a las articulaciones y por lo tanto reduce el riesgo de sufrir lesiones respecto a otros aparatos, como la cinta de correr. La elíptica se utiliza a menudo en proyectos de rehabilitación y es perfecta para atletas con problemas en las articulaciones.

Por ejemplo, al correr y al jugar al fútbol, tus rodillas tienen que soportar una presión considerable. En la elíptica, tus pies nunca se separan de los pedales y realizan un movimiento gradual, suave y con una distribución uniforme de fuerza, con lo que no cargarás en exceso las articulaciones.

A veces se compara el ejercicio con la elíptica con el movimiento que se realiza en el esquí de fondo, con el que se puede hacer un entrenamiento de cuerpo entero. Así, con la elíptica es posible quemar un alto número de calorías en un breve espacio de tiempo. Si eliges una resistencia alta en la elíptica, puedes quemar el mismo número de calorías que en una cinta de correr. Esto ha sido demostrado científicamente en una investigación de Thomas Altena, catedrático de la Universidad de Missouri Columbia. La duración del entrenamiento y la dureza de los ejercicios determinan cuántas calorías puedes quemar.

Existen nuevos tipos de elípticas con una longitud de paso variable. De esta manera, se pueden alcanzar todavía más grupos musculares. Cuanto mayor sea la longitud de paso, más alto será el consumo calórico, sin que el usuario tenga que esforzarse más. Ejemplos de este tipo de elíptica son la AMT (Adaptive Motion Trainer) y la Technogym Vario de Precor.

En la elíptica puedes moverse tanto hacia delante como hacia atrás, con lo que puedes activar diferentes grupos musculares. Si te mueves hacia delante activas más los músculos del muslo, mientras que si te mueves hacia atrás activas algo más los músculos de las nalgas. También puedes variar y activar así el mayor número posible de grupos musculares. Así quemarás más calorías y más grasa. 

Consejos de uso 

Aquí tienes algunos consejos para incluir la elíptica de manera óptima en tu rutina de entrenamiento:

• No utilices solo las piernas, utiliza la fuerza de los brazos a la hora de moverte. Esto te permitirá utilizar todo el cuerpo y todos los grupos musculares y entrenar así de forma más efectiva

• Con una intensidad media, 20 minutos en la elíptica son un buen entrenamiento. Si tienes más fuerza ajusta la resistencia, pero no la duración del entrenamiento

• Bebe suficiente agua durante el entrenamiento para mantener la hidratación del cuerpo.

• Presta atención a tu postura e intenta mantener la espalda recta y los abdominales ligeramente tensados.

• Si entrenas con regularidad y alternando aparatos cardiovasculares con aparatos de fuerza, intenta introducir la elíptica en cualquier entrenamiento para activar el mayor número de grupos musculares y mejorar tu forma física en un corto período de tiempo.

• Dependiendo de tu posición, puedes entrenar ciertos grupos de músculos de forma más activa. Intenta poner énfasis en los músculos del muslo y alternar poniendo más énfasis en los músculos del brazo.

• Intenta diseñar cuidadosamente tu rutina de entrenamiento y entrena progresivamente aumentando la resistencia en la elíptica. Después de una cuantas semanas verás que tu condición física mejora y que puedes ir aumentando la intensidad.