Los smoothies verdes: ¿Por qué son tan sanos y se han vuelto tan populares?

  • 26 may 2016

Cada vez más personas hablan de ello, y va apareciendo más y más en los medios de comunicación o en las páginas de tus amigos en las redes sociales: los smoothies verdes. Es perfecto para tomarlo como desayuno o en la comida.

Los smoothies verdes están hechos de frutas frescas y verduras de hoja verde. 

Tres ingredientes básicos

Los smoothies verdes pueden contener diferentes tipos de frutas y verduras. Todos los smoothies verdes necesitan como mínimo tres ingredientes básicos, que son fruta fresca, agua, y verduras de hoja verde. Por supuesto, el smoothie se pasa por la batidora para hacer que esté suave y tenga un sabor dulce. El agua hace que el smoothie esté líquido y se pueda beber, y las verduras le dan su característico color verde. 

Posibilidades de variación

Siempre y cuando utilices los tres ingredientes básicos, puedes preparar tus smoothies verdes de decenas de formas distintas. Como fruta, puedes utilizar por ejemplo mango para darle un sabor dulce y plátano para hacer más espeso el batido. ¿Lo prefieres algo más ácido? Utiliza manzanas, limón, etc. Haz combinaciones hasta que encuentres lo que más te gusta.

De las verduras, puedes utilizar por ejemplo col rizada para darle más fuerza, endibias para un sabor más amargo o espinacas para hacer que el batido sea más suave. Otras posibles variaciones son el brócoli o las hierbas como la menta y el eneldo. 

¿Te gusta la variedad? Entonces en lugar de agua puedes utilizar leche de coco, leche de arroz o añadirle "súper alimentos".  También queda buenísimo con bayas de Goji y jengibre. Y bueno, tampoco deberían faltar las semillas de chía, ¿no? 

Aquí tienes unos cuantos motivos por los que deberías empezar el día con un smoothie verde 

1. Empieza el día con un extra de energía

La fruta da energía Está llena de carbohidratos para empezar con fuerza el día. Con el paso del tiempo, notarás que ya no necesitas café para tener energía extra por las mañanas. 

2. Agua para la hidratación del cuerpo

Un smoothie bien lleno ya contiene 1 litro. Y un litro de agua te vendrá fenomenal después de haber dormido toda la noche. Hidrata tu cuerpo a la vez que te llenas de salud con tu smoothie verde mañanero. Con falta de agua, puedes cansarte más rápidamente. 

3. Aminoácidos para el desarrollo de los músculos y el mantenimiento de los órganos

Las verduras de hoja verde están llenos de aminoácidos, que necesitarás para fortalecer tus músculos y mantener tus órganos sanos. Esto se debe a que los aminoácidos son los principales componentes de las proteínas. 

4. Calcio para unos huesos y unos dientes fuertes

Estas mismas verduras también están cargadas de minerales. El calcio es fundamental para unos huesos y unos dientes sanos. 

5. Un extra de fibra para echarle una mano al sistema digestivo y ayudarte a adelgazar

La fruta y las verduras están llenas de fibra. Esta es fundamental para el correcto funcionamiento del intestino. Se encargan de que las bacterias sean absorbidas más rápidamente para que vuelvan a dejar tu cuerpo. Además, la fibra ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo. También mantiene estables tus niveles de azúcar en sangre y verás que tienes menos tentaciones de picotear entre horas. Así, te resultará más en forma y necesitarás menos azúcar y menos grasas. 

6. Un montón de vitaminas

Seguro que ya conoces las vitaminas A y C. Estas siempre se encuentran en los smoothies verdes, junto con los antioxidantes. Por lo tanto, puedes irte olvidando de los complejos vitamínicos.

 

Además de estos puntos, hay decenas de razones más por las que los smoothies verdes son sanísimos. Para nosotros, sobran los motivos para que los smoothies verdes sean parte integral de cualquier plan de alimentación.