¿Cómo reconciliar la barbacoa con las dietas sanas?

  • 14 ago 2017

Llega el verano y eso significa juntarse con colegas a disfrutar de una buena barbacoa. Pero ¿cómo podemos reconciliar esta actividad social y gastronómica con las dietas sanas que intentamos seguir? ¡Sigue estos consejos para gozar de una buena parrillada sin sentirte culpable ni salirte de las dietas sanas!

Fundamentales: los pinchos de verduras
Los pinchos morunos son una de las comidas más fáciles, ricas y divertidas para hacer a la parrilla. Son un festival de colores, sabores y nutrición que nunca está de más. En vez de hacerlos con carne, opta por la versión vegetariana, que es igual de rica y más saludable.

Elige carne alta en proteínas y baja en grasas
Una de las cosas más atractivas de la barbacoa es que puedes probar un poco de todo, aunque es fácil pasarse y comer demasiado. Trata de empezar por comidas altas en proteínas, ya que estas te llenan más rápido. El pollo y el pescado son muy recomendables, contienen poca grasa y mucha proteína. La carne (tanto de vaca como de cerdo) también puede estar presente, pero trata de evitar comer demasiada ya que tiene más grasas saturadas y estas no forman parte de las dietas sanas.

Lo que debes evitar
Aunque las dietas sanas permiten muchas cosas a la hora de poner la parrilla en el fuego, hay algunas que deberías evitar. Por ejemplo, las salsas que tengan mucha grasa y/o azúcar o el pan blanco. Ambos alimentos contienen carbohidratos simples que se digieren muy rápidamente y causan un pico en el nivel de glucosa de tu sangre. Además contienen muchas calorías, lo cual no es recomendable si lo que quieres es adelgazar. También debes hacer un poco más de ejercicio de lo habitual para quemar esas calorías extras. Para eso, el cardio y el TRX (entrenamiento en suspensión) son altamente recomendables.


Como verás, hay muchas opciones ricas para hacer a la parrilla sin hacerle trampa a tu dieta. No te olvides de esforzarte un poquito más la próxima vez que vayas al gimnasio, sea con más cardio o con TRX. ¡Así sí que es fácil disfrutar de las dietas sanas!