¡No entrenes justo antes de irte a la cama si quieres dormir bien!

  • 7 ago 2017

No es ningún secreto que el ejercicio te hace sentir bien, y la relajación que sientes después de un entrenamiento es una de las mejores recompensas para tu cuerpo. No es raro, entonces, que much@s decidan entrenar justo antes de irse a la cama porque piensan que de esta manera dormirán mejor. Pero lo que mucha gente ignora es que el esfuerzo físico cerca de la hora de acostarse puede causar insomnio en algunas personas. Y como tod@s sabemos, dormir bien es esencial para que tu cuerpo se reponga y te sientas en forma al día siguiente. ¿Cuáles son las causas de este fenómeno? Te lo explicamos:

¿Por qué el entrenamiento antes de acostarnos no nos deja dormir bien?

  1. Cuando duermes, tu temperatura corporal es más baja de lo normal. Cuando estás entrenando, tu temperatura interna aumenta. Por suerte, tu cuerpo tiene varias técnicas para regular su calor. La más efectiva es la transpiración, pero aún así es un proceso que lleva tiempo. Si entrenas cerca de tu hora de dormir, tu temperatura interna será muy alta, lo cual impide que te quedes dormid@.

  2. Cuando entrenas, tu organismo libera diferentes hormonas en tu sangre para mantenerte alerta y despiert@, como por ejemplo la adrenalina. Esta te ayuda durante tu entrenamiento, pero no tanto al intentar dormir bien. Es por eso que puedes perder horas de sueño hasta que los niveles de esta hormona hayan bajado.

¿Qué podemos hacer para dormir bien si no tenemos otro momento para entrenar?
Si te encanta hacer ejercicio por la noche, tus clases colectivas preferidas comienzan muy tarde o no tienes otra alternativa por razones de agenda, hay otras cosas que puedes hacer para dormir mejor. Intenta realizar los ejercicios más duros durante el día o las clases colectivas del fin de semana, y concéntrate en ejercicios más ligeros por la noche, como montar en bicicleta o ir a caminar. Al regresar, date una ducha para relajarte, y, aún más importante, perder calor. También evita las bebidas con mucha cafeína, ya que estas te impiden dormir bien. En vez de éstas, puedes optar por agua o alguna infusión ¡la de manzanilla es muy recomendable!