Deporte durante el embarazo

  • 24 sep 2018

Tu cuerpo va a sufrir cambios durante el embarazo. El más evidente es la barriguita, por lo que te sentirás más pesada. Además, tu bebé demandará mucha energía y puede que durante el embarazo sufras algún tipo de dolencia. ¿Puedo entonces hacer deporte durante el embarazo? ¿Es saludable para el bebé? ¡La respuesta es sí!

Si estás teniendo un embarazo saludable y normal, en principio puedes seguir haciendo ejercicio moderado durante estos nueve meses. De hecho, incluso es aconsejable. Al ejercitar y mantener regularmente tu condición, tienes menos riesgo de dolencias en el  embarazo. También crearás más músculos y resistencia. Esto es útil cuando tu estómago se hace más grande y pesado, y por supuesto durante el parto. Finalmente, también notarás que si te diviertes durante el embarazo, te recuperas más fácilmente después del parto y recuperás tu cuerpo anterior de una manera más sencilla y rápida.

Ajusta tu horario de deporte
Aunque el deportes durante el embarazo es saludable, es aconsejable escuchar atentamente a tu cuerpo lo que puede o no puede hacer. No fuerces nada y ajusta tu horario de entrenamiento durante el embarazo a tu cuerpo cambiante. Especialmente cuando sufres de molestias pélvicas o fatiga, en estos casos, no tienes que forzar nada. De todos modos, es aconsejable hacer deporte bajo la orientación profesional de un entrenador personal y por supuesto consultarlo con tu médico y ginecólogo. Ellos te indicarán en tu plan deportivo que puedes y no puedes hacer.

¿A qué más deberías prestarle atención?
Si quieres hacer deporte durante tu embarazo, presta especial atención a tu dieta e ingiere mucha agua. Asegúrate de tener siempre un snack, como un plátano, cuando entrenes, y bebe mucha agua durante el ejercicio. Esto mantendrá tus requisitos de energía e hidratación a raya. Estás embarazada y tu cuerpo no puede realizar lo que acostumbra normalmente, por lo que nunca entrenes por completo, hazlo alrededor del 70% de tus habilidades. Si te has recuperado lo suficiente después del parto, ¡puede comenzar a hacer deporte nuevamente! Pero presta atención a tu cuerpo, ya que debes de ir con mucha calma.