El peso no es el mejor indicador del progreso

  • 15 may 2017

La mayoría de las personas quieren adelgazar, pero también están las que quieren subir un par de kilos. Ambas tienen mucho en común y cometen los mismos errores a la hora de medir su progreso. Descubre lo que hay que evitar para vivir una vida saludable.

Hay muchas personas que aprovechan cualquier situación para pesarse y viven demasiado pendientes de la báscula. Antes y después de cada comida o de cada entrenamiento les es casi indispensable una visita a este sagrado aparato.

Sin embargo, para llevar una vida saludable y ser más felices es muy recomendable cambiar estos hábitos. Lo que diga un aparato no debería ser la indicación de tu progreso. ¿Por qué sentimos la necesidad de expresar nuestra salud en números? Esta costumbre tiene consecuencias negativas. Si obtienes el resultado que esperabas, es probable que te confíes y dejes tus rutinas saludables de ejercicio. Si no has bajado los kilos que querías, te decepcionarás y abandonarás lo beneficioso que has estado haciendo y que te ayudaba a llevar una vida saludable.

Tu peso cambia todos los días, y no necesariamente por tu dieta. Hay muchos factores que contribuyen a estos cambios como por ejemplo tu balance hormonal. Pesarse excesivamente no es recomendable porque hace que te obsesiones por resultados que varían por motivos naturales. Una alimentación equilibrada y entrenamientos como TRX (entrenamiento en suspensión) son una buena manera de vivir una vida saludable y estar en forma independientemente de lo que marque la balanza. Es mucho más importante sentirnos ágiles y saludables que ponerle un número a nuestro peso ideal.

Te recomendamos no guiarte solo por los resultados a la hora de pesarte, sino mantenerte en forma y escuchar a tu organismo. Una dieta variada y actividad física regular son la clave para una vida saludable. Como hemos visto antes, el entrenamiento en suspensión TRX es muy recomendable, pero en general cualquier ejercicio de cardio ayuda. Al poco tiempo de empezar con ellos sentirás que tu cuerpo te lo agradece. Pesarse dos veces al mes es más que suficiente para ver si estás en buen camino a una vida saludable!