La importancia de la vitamina D para mantenerse en forma:

  • 6 nov 2017

La vitamina D es indispensable para ponerse y mantenerse en forma. Es la única de las vitaminas que se sólo se asimila al exponernos a los rayos del Sol. Por eso muchas personas, sobre todo en Europa, no obtienen la cantidad suficiente durante el invierno. Pero, ¿cuáles son sus funciones principales y cómo hacemos para mantenerla a buen nivel? Te lo explicamos:

Sus funciones
Su función principal es la regulación del calcio en tu cuerpo, ayudando a prevenir el raquitismo. A su vez, regula los niveles de fósforo en la sangre, lo cual es indispensable para mantenerse en forma y que los músculos funcionen bien. Si obtienes la cantidad suficiente, te resultará más fácil desarrollar y mantener la musculatura. Por supuesto que no te vas a poner en forma sólo por tumbarte debajo del sol, pero todo ayuda.

¿Dónde se consigue?
Los días soleados, la mayoría de las personas asimilan la dosis necesaria para estar bien y mantenerse en forma sólo con salir a la calle durante quince o veinte minutos. El problema es durante el otoño y el invierno, cuando no hay suficiente luz solar. Por suerte, hay determinados alimentos que nos pueden ayudar a mantener los niveles recomendados de vitamina-D. Es por eso que cuando los meses son más oscuros, es recomendable que incorpores más pescado, setas y productos lácteos a tu dieta, ya que estos alimentos aportan una gran cantidad de vitaminas D2 y D3 que ayudan a mantenerse en forma.

Existen suplementos vitamínicos que puedes utilizar para complementar tu alimentación pero mejor si aprovechas los días de lluvia para meterte en la cocina y preparar tus propias recetas saludables .

Esta super-vitamina es crucial para estar sano y mantenerse en forma. Intenta estar al aire libre siempre que puedas y en invierno préstale más atención a los alimentos que proporcionan este nutriente.

Tampoco olvides seguir una buena rutina de entrenamiento en el gimnasio para mantenerte en movimiento cuando hace frío. Una combinación de cardio y ejercicios de fuerza es la mejor manera de mantenerse activ@. El TRX (entrenamiento en suspensión) también es muy recomendable. Lo mejor del TRX es que es un entrenamiento que enfoca muchos grupos musculares distintos y utiliza el peso de tu propio cuerpo como resistencia.