Supercompensación ¿Super qué?

  • 27 nov 2017

Cuando haces ejercicio intenso o deportes demandantes físicamente, los músculos sufren pequeñas roturas que se regeneran y se fortalecen al descansar. Esta recuperación es más efectiva cuando descansas en el momento indicado, y durante el tiempo necesario. Este proceso se denomina supercompensación. Teniendo un mejor conocimiento de cómo funciona, podrás obtener mejores resultados en menos tiempo al entrenar. Sigue leyendo para aprender más sobre el tema y cómo puede ayudar a la hora de ponerse en forma.

La supercompensación
En términos generales, la supercompensación es la forma en la que tu musculatura reacciona tras un entrenamiento duro. Al reposar, tu cuerpo repara el daño producido en tus músculos, haciéndolos más fuertes de lo que eran antes de comenzar el ejercicio. De esta forma se preparan para el próximo esfuerzo y así es como te vas volviendo más fuerte a medida que entrenas.

Estimulación
Para que la supercompensación suceda, tienes que estimular tu musculatura más de lo normal. Esto sucede cuando haces ejercicios demandantes en el gimnasio o corres más y más rápido. Si no sientes tus músculos cansados o sobrecargados al terminar de entrenar, es posible que no te hayas exigido lo suficiente y que la supercompensación no ocurra. Pero tienes que tener cuidado también para no pasarte y lesionarte.

Recuperación
Si acabas de terminar un entrenamiento pesado, tu cuerpo necesita reposar. Cada músculo se tiene que recuperar y para eso hace falta tiempo. Este es el momento en el que la supercompensación surte efecto, así que es muy importante tomarse un descanso. Si no lo haces y sigues entrenando fuerte, el efecto positivo de la regeneración del músculo no sucede y tu condición física no mejora de manera tan eficiente.

Aprovecha el momento
Si, en cambio, esperas demasiado para volver a entrenar, tu musculatura se vuelve a deteriorar y vuelves al mismo nivel en el que estabas. Así que para beneficiarse de los efectos de la supercompensación, hay que aprovechar los momentos indicados para descansar y para seguir adelante. Si eres nuev@ en el mundo del fitness, puede resultar difícil saber cuándo hay que descansar y cuándo debes seguir entrenando; y sobre todo cuál es el nivel de intensidad adecuado. Una buena opción es consultar con un/a entrenador/a personal en el gimnasio. ¡Es quien más puede ayudarte a crear un plan de entrenamiento apropiado para ti!