google-site-verification: google71e2c191d601e719.html

Tips de motivación para ir al gimnasio

  • 1 may 2019

¿Cómo mantener la motivación para ir al gimnasio?

Seguir motivado para continuar haciendo ejercicio cuando pasan las semanas puede resultar una tarea difícil. Sobre todo, cuando según tu perspectiva no ves ningún progreso. Pero incluso en los casos en los que el progreso es evidente, a veces la tentación de quedarte tumbado en el sofá puede a la rutina de fitness que te toca ese día. Si sientes que tu motivación para ir al gimnasio está desapareciendo, es importante que sigas leyendo. Te vamos a ayudar a encontrarla de nuevo.

4 maneras de luchar contra la falta de motivación para ir al gimnasio

1. Encuentra a un compañero

La compañía asegura que las sesiones de entrenamiento sean más divertidas y agradables, pero además hace que sientas cierta responsabilidad. ¡No querrás dejar tirado a tu amigo para seguir tumbado en el sofá viendo la tele! Así que ya sabes, propón a tus amigos y conocidos que se apunten contigo al gimnasio.

2. Asegurate de que hay suficiente variedad de ejercicios en tu rutina de fitness

Hacer lo mismo todos los días puede ser aburrido. Por eso es importante variar los ejercicios. Un día puedes hacer pesas, otro centrarte en cardio y el tercero apuntarte a una clase colectiva. De esa manera, ir al gimnasio sigue siendo divertido y te sientes motivado.

3. Sigue tu progreso personal

Tu motivación en el gimnasio puede reducirse drásticamente si sientes que no estás logrando tus objetivos. Es posible que no creas que no has hecho ningún progreso en las primeras semanas, pero tienes que saber que los resultados aparecen de forma gradual y precisamente por eso a veces no notamos el cambio. Para evitarlo es muy importante que lleves un seguimiento con datos objetivos. Puedes apuntar tu peso cada dos semanas, también es bueno hacer un seguimiento de tu porcentaje de grasa corporal y masa muscular, porque sólo el peso no dice mucho.

Si quieres llevar un buen seguimiento de tu progreso puedes realizarlo con el virtual coach que tenemos en cada club Basic-Fit.

4. No te pongas metas demasiado ambiciosas

Es importante establecer objetivos, pero antes debes asegurarte de que sean factibles y no demasiado ambiciosos. Si estableces una meta viable experimentarás una tremenda sensación de logro cuando la alcances, y esto tendrá un impacto muy positivo en tu motivación. Ponte una nueva meta realista nada más alcanzar la primera, de esta forma trabajarás subiendo peldaños poco a poco y te mantendrás siempre cerca de tu próximo objetivo. Esto ayudará mucho a tu motivación para seguir yendo al gimnasio.