Entrena con el peso adecuado

Hay dos tipos de personas en el gimnasio: las personas que se ponen mucho peso demasiado rápido y acaban sufriendo lesiones, y las personas que se lo ponen demasiado fácil y nunca progresan.

¿Qué debes hacer?:
 
1. Empieza con algo fácil. Si nunca habías ido al gimnasio antes, empieza con un peso que te resulte fácil y haz algunas repeticiones en las que te centres sobre todo en la técnica. Aumenta el peso poco a poco hasta que empieces a tener que esforzarte. Cuando tengas que reducir la velocidad para poder seguir haciendo el ejercicio, sabrás que estás en el camino correcto. Utiliza ese peso para tu primer set.

2. ¿Cuándo debes aumentar el peso?. Cuando puedas hacer más de 20 repeticiones seguidas, sabrás que debes ponerte más peso. Fíjate con qué facilidad puedes levantar el peso y cómo te sientes cuando termines los sets.  Si has hecho las últimas con relativa facilidad, habrá llegado el momento de aumentar el peso. Si las últimas repeticiones han sido lentas y te ha costado hacerlas, entonces tienes el peso correcto.

3. ¿Cuánto peso debes añadir?. Cuando llegue el momento de aumentar el peso, hazlo en pasos pequeños. Aproximadamente 2,5 kg - 5 kg cada vez. Debes encontrar el equilibrio entre exigirte más y escuchar a tu cuerpo. Algunas veces podrás subir rápidamente en poco tiempo, y otras tardarás más antes de poder aumentar el peso de nuevo. Esto dependerá de tu nivel y tu experiencia. Lo más importante es que tu técnica debe seguir siendo la correcta. Si puedes mantener una buena técnica y las últimas repeticiones no te han costado mucho, ¡puedes ponerte más peso!