Entrenamiento de intervalos

  • 23 jun 2016

Es muy importante mantenerse en movimiento. El deporte también es fundamental para la salud. Gracias al ejercicio, el funcionamiento del sistema cardiovascular mejora. Para seguir desarrollando tu condición física, puedes recurrir por ejemplo al entrenamiento de intervalos. Este cambio tiene muchas más ventajas para la salud. 

¿Qué es el entrenamiento de intervalos? 

Muchas personas entrenan para aumentar su resistencia. Por ejemplo, montan en bicicleta una hora o un número determinado de kilómetros. O trabajan por ejemplo con una pelota. El objetivo de estos entrenamientos es desarrollar la condición física y aprender nuevas habilidades. Si separas las dos cosas y desarrollas primero la condición física, para tener una buena base para los siguientes pasos, puedes utilizar un plan de entrenamiento de intervalos. De esta manera tu condición física mejorará a mayor rapidez que con un entrenamiento de resistencia.

Un ejemplo de este entrenamiento de intervalos es correr 3 minutos y después seguir 3 minutos andando. Así puedes conseguir una base como principiante. Si tu condición física es mejor, puedes hacer un sprint de 2 minutos y luego correr o montar en bicicleta durante 5 minutos.  Y repetir esto durante media hora. Cuando hayas mejorado tu forma física, puedes ir aumentando la duración. Por ejemplo, aumentarla hasta tres cuartos de hora y más tarde hasta una hora. Otro paso puede ser aumentar la duración de los sprints de 2 a 3 minutos. Adapta a esto también los 5 minutos andando.  Primero, auméntalos hasta 8, y luego vuelve a bajar progresivamente hasta 5 minutos.

Esta forma de entrenar tiene como ventaja que es muy sana, mejora la forma física a una gran rapidez y siempre supone un reto.  Además, el entrenamiento de intervalos tiene una ventaja más, y es que estos cambios desarrollan la condición física. 

Desarrollo de la forma física 

Para poder hacer deporte, incluso si solo vas a andar, necesitas tener una forma física básica. Las personas que no se mueven nunca y quieren hacer deporte de un día para otro notan rápidamente que no llegan muy lejos. El cuerpo no puede con este reto. Desarrollar poco a poco la forma física es el primer paso cuando se quiere hacer deporte. 

El segundo paso es planificarlo todo bien. Este plan tiene que tener un desarrollo claro.  Ir un paso más allá cada semana, para que puedas ir desarrollando tu condición física sin prisa pero sin pausa y que vayas aumentando tu capacidad de resistencia. 

Un tercer paso para mejorar la condición física es el entrenamiento de intervalos. En este no se trata de darlo todo el primer día, ya que los músculos pueden pasarte factura después. Lo importante es que sea parte de un plan. Después de haber trabajado un par de semanas en tu condición física básica, puedes ir introduciendo poco a poco un entrenamiento de intervalos, lo que te ayudará a desarrollar tu condición física más rápidamente.