Consejos para tu primera vez en el gimnasio

  • 3 ene 2018

La primera vez en el gimnasio

¡Por fin te has decidido! Seguro que le has dado varias vueltas a la cabeza pero al final has tomado la decisión correcta ¡Te has apuntado al gimnasio! En este post te damos algunos consejos para tu primera vez en el gimnasio, para que tengas algunas ideas básicas de que necesitas.

No tengas prisa

Seguro que estás ansios@ por ver los resultados de tu entrenamiento, pero el primer día tienes que tomártelo con calma. No te compares con nadie ni te metas demasiada presión. Verás a gente que está en forma y otros que no tanto; en los gimnasios no sólo hay personas con cuerpos esculturales, cada uno viene por una razón (perder peso, ganar musculatura, hacer un entrenamiento específico…) y todas son igual de válidas. Si te quedas sin aliento en la bici o en la cinta de correr, o si no puedes hacer un ejercicio concreto, no te fuerces, ve poco a poco. Si no sabes como funciona una máquina, puedes escanear el código QR que tiene cada una. Seguro que no eres el únic@. Recuerda que tod@s pasaron por esta situación.

Los primeros consejos

Es muy importante que desde el primer día tengas un programa de entrenamiento. Con nuestra App gratuita tendrás acceso a rutinas de entrenamiento que te ayudarán a conseguir tus objetivos. Si prefieres que un entrenador personal te explique cómo se utiliza la maquinaria fitness y las distintas zonas del gimnasio, lo mejor es que pruebes una de nuestras sesiones de kickstart.

Como empezar

Asegúrate de llevar ropa deportiva y cómoda, que te permita moverte libremente, unas deportivas que te sujeten bien el pie, una toalla y una botella de agua. No necesitas nada más.

Puedes comenzar el entrenamiento con ejercicios aeróbicos, de fuerza o alguna clase colectiva, según lo que más te motive. En cualquier caso hay dos cosas muy importantes que debes tener en cuenta:

  • Calienta y estira los músculos antes de empezar

  • No entrenes demasiado fuerte. Las primeras veces céntrate en hacer bien los ejercicios en cada repetición y no en llevarte al límite.

Por último y lo más importante: ¡Diviértete! El fitness, además de ayudar a tu salud y a tu aspecto físico es una actividad que te ayudará a desconectar de la rutina y a sentirte mejor.