5 ejercicios para reducir el estrés

12 abril 2021
Todas las personas sufren momentos de estrés a lo largo de su vida. El ritmo de vida que nos impone la sociedad nos somete a un alto nivel de exigencia y favorece que el estrés aparezca de forma recurrente o muy intensa. Por ello, cada vez más personas buscan formas de reducir el estrés a través de ejercicios motivadores, relajantes y efectivos.
Body & Mind
5 ejercicios para reducir el estrés - photo 1.1

¿Qué es el estrés?

El estrés es una reacción normal del organismo ante situaciones inciertas que nos mantiene alerta. En el trabajo, por ejemplo, el estrés podría ayudar a estar más concentrado y ser más eficaz para tener un mejor desempeño. Este estado de tensión nos prepara para la acción y esto hace que reaccionemos ante situaciones amenazantes. Pero cuando la carga de tensión es mayor de la que podemos soportar, provoca dolencias físicas y mentales.

Reducir el estrés con ejercicios

Practicar ejercicio de forma regular es una manera muy buena de reducir el estrés. Entrenar en el gimnasio, un paseo al aire libre, montar en bicicleta, nadar, hacer yoga, jugar con tus hijos... ¡Todo cuenta! Varios estudios han demostrado que las actividades dinámicas y al aire libre ayudan a reducir los problemas físicos y mentales causados por el estrés. Hacer ejercicio ayuda a olvidar los pensamientos negativos y concentrarte en tu cuerpo.

5 ejercicios para reducir el estrés

Una de las mejores maneras de reducir el estrés es respirar conscientemente. Con una respiración tranquila y plena estimulas a tu sistema nervioso y favoreces la relajación. Por ejemplo, practicar Yoga es una excelente forma de combinar ejercicio físico y respiración. A continuación te explicamos 5 ejercicios básicos muy útiles para superar el estrés:

1. La postura del feto

Échate sobre las rodillas y lleva tus glúteos hacia los talones. Inclínate hacia adelante y apoya la frente en el suelo. Estira las manos delante de ti, o ponlas a tus costados. Respira por la nariz y trata de que la respiración llegue por tus pulmones hasta el abdomen. Mantente en esta posición mientras te sientas a gusto.

2. Rodillas al pecho

Túmbate de espaldas y lleva las rodillas sobre el pecho. Agarra las rodillas con las manos, y trata de envolver los brazos alrededor de ellas, entrelazando los dedos si lo puedes hacer con comodidad. Cierra los ojos. La cabeza y los hombros permanecen en el suelo. Respira profundamente desde el abdomen y mantén la postura todo el tiempo que necesites.

3. Torsión de columna

Túmbate de espaldas. Lleva las rodillas ligeramente hacia el pecho manteniendo las espinillas paralelas al suelo. Extiende los brazos. Al exhalar, coloca primero las rodillas a la derecha (hacia el suelo) y la cabeza a la izquierda. Quédate en esta postura de 1 a 2 minutos. En la inhalación, lleva las piernas al centro. Al exhalar repite el ejercicio del otro lado (las piernas a la izquierda, la cabeza a la derecha).

4. La postura de la cobra

Túmbate boca abajo, coloca las manos en el suelo a la altura de los hombros, y empuja hacia arriba tu cuerpo mientras inspiras. Mantén los brazos ligeramente flexionados y la pelvis en el suelo. Al exhalar baja suavemente tu cuerpo.

5. Inclinarse hacia adelante

Ponte de pie con la espalda recta y los pies juntos. Exhalando, inclínate hacia adelante desde la pelvis y lleva la cabeza hacia el suelo. Dobla las rodillas para que tu vientre esté en contacto con tus muslos. Puedes poner las manos en el suelo, o agarrar los tobillos o las pantorrillas, lo que te resulte más cómodo. Mantén esta posición durante aproximadamente un minuto y suavemente vuelve a la posición vertical.

Reducir el estrés comiendo bien

Una buena alimentación también ayuda a lidiar con el estrés. Comer con poca frecuencia puede causar que baje tu nivel de azúcar en la sangre, lo que puede hacerte sentir irritabilidad. En el caso contrario, comer demasiado puede provocar una incómoda sensación de somnolencia. En cualquier caso, una alimentación saludable te ayudará a sobrellevar el estrés. Las comidas pequeñas pero frecuentes ayudan a mantener el nivel de azúcar en la sangre. Esto genera un equilibrio en tu cuerpo, aumenta tu energía, te mantiene concentrado y previene los cambios abruptos de humor. 

Elige alimentos frescos que sean ricos en vitamina B, vitamina C, magnesio, zinc y omega 3. Además de una buena nutrición, los suplementos dietéticos también pueden ayudarte a afrontar mejor el estrés o a recuperarte de algún periodo estresante. Si necesitas algún suplemento en especial. Echa un vistazo a la web de nuestro partner de nutrición deportiva NXT Level. Los socios de Basic-Fit que tengan la app descargada disfrutarán de un 10% de descuento haciendo clic en este link.

Consejos para aliviar el estrés en el trabajo

También es importante que vigiles la forma en la que manejas la presión laboral. Presta atención a las señales de advertencia que envía tu cuerpo: dolores de cabeza frecuentes, problemas para dormir, irritabilidad, pérdida de interés en tu trabajo... Es importante intervenir cuanto antes. Si no lo haces, corres el riesgo de que la situación se agrave.

Sé realista con las metas/objetivos que quieres lograr. Las metas poco realistas son una trampa. Ningún proyecto, situación o decisión es completamente perfecta. No seas tan perfeccionista y disfruta la vida de forma saludable.

Blog escrito por uno de nuestros personal trainers, Joyce Mohringer.