Descanso después de entrenar

  • 21 feb 2018

¿Por qué el descanso es tan importante después de entrenar?

¿Sabías que hacer deporte todos los días y entrenar sin recuperarte no es la mejor manera, ni la más rápida, para ponerte en forma? Tu cuerpo necesita descansar para rendir mejor durante tu próximo entrenamiento.

Entrenando más y más
Mientras haces ejercicio te llevas al límite y cada vez pones ese límite más lejos. Cuando logras hacer más repeticiones o correr durante más minutos te sientes realizad@ y rápidamente empiezas a pensar en el siguiente objetivo. Todo esto está muy bien, pero siempre dentro de unos límites. Cada vez que haces un ejercicio demandante, las fibras musculares sufren pequeñas roturas. Esto no es un problema si le das a tus músculos una recuperación adecuada. El descanso es tan importante como hacer deporte.

Tómate tu tiempo
Un periodo de recuperación adecuado es el que permite la regeneración muscular de las pequeñas roturas fibrilares que se producen al entrenar. Cuando los músculos se regeneran, se vuelven más fuertes y por eso en cada sesión eres capaz de levantar más peso o aguantar más.
Si no te tomas el suficiente tiempo de descanso, al músculo no le da tiempo a recuperarse, las roturas se hacen más y más grandes lo que provoca el efecto fatiga y que la capacidad de carga y resistencia sea menor. Si esta situación continúa, existe además un fuerte riesgo de lesión.
Por otro lado, si te tomas demasiados días de descanso, el efecto positivo de la recuperación muscular se desvanece y el músculo se debilita de nuevo.

Sí, sí, pero ¿Cuánto tengo que descansar después del ejercicio?
Nos encantaría darte una respuesta específica, pero el periodo de recuperación depende de cada caso particular. La condición física, la edad y la intensidad del entrenamiento son factores a tener en cuenta. Cada cuerpo es diferente y necesita una recuperación diferente al terminar de hacer deporte. Para lograr el mejor rendimiento, lo ideal es que empieces a entrenar justo en el momento que has alcanzado el periodo de recuperación. Un entrenador personal puede estudiar detenidamente tu situación y ayudarte a descubrir cuando ocurre exactamente ese momento.