Diez desayunos ricos en proteínas

  • 26 nov 2018

Tomar una cantidad adecuada de proteínas es importante si entrenas. Una buena manera de garantizar la ingesta necesaria es mediante un desayuno rico en proteínas. Te damos 10 ideas:

1. Desayuno de quinoa
Cocina la quinoa y mezclala con manzana, una pizca de leche y un poco de canela. Añade nueces picadas. ¡Delicioso!

2. Tortilla
Los huevos aportan proteínas, además de ser muy ricos para el desayuno. Por ejemplo, una tortilla, con verduras sobrantes del día anterior y algo de pollo o jamón. Una forma práctica de asegurarte un desayuno bien rico en proteínas.

3. Tortitas
Las tortitas son muy fáciles de preparar en el desayuno: mezcla 150 gramos de copos de avena, 100 gramos de requesón, 3 huevos, 100 ml de leche y un poco de canela. Así de sencillo y están riquísimas.

4. Yogur griego o requesón
¡Muy rico en proteínas y además puedes combinarlo muy fácilmente! Pruébalo con granola, nueces, una cucharada de miel, o fruta.

5. Harina de avena
Gachas de avena con leche es un desayuno fitness muy saludable y muy rico en proteínas. Sabroso con nueces, frutas del bosque y / o canela. Además, te saciará durante toda la mañana.

6. Pan con embutido
Toma pan integral o de espelta y añádele, por ejemplo, jamón y queso. Otra opción sabrosa es pechuga de pollo con tomate y un poco de pimienta.

7. Batido de avena súper rápido
¿Vas tarde? Mezcla leche y avena en una taza para llevar y bébetelo por el camino. ¡Sano, nutritivo y rápido!

8. Batido casero de crema de cacahuete
Mezcla dos plátanos congelados con 200 gramos de requesón, 1 cucharada de crema de cacahuete, 100 mililitros de leche y 2 cucharaditas de cacao en una licuadora. ¡Batido sabroso al instante!

9. Ensalada de atún
¿quién dice que una ensalada en la mañana no está rica? Haztela con legumbres, atún, lechuga, tomate, pepino y, por supuesto, un huevo.

10. Barritas ricas en proteínas
Desayuno rico en proteínas ideal para los que hacen fitness. Haz una masa con 100 gramos de avena, 200 gramos de proteína en polvo, 1 cucharada de cacao en polvo, nueces finamente picadas, 100 ml de leche, 2 cucharadas de miel y 2 cucharadas de crema de cacahuete. Viértelo sobre una fuente de horno, presiónalo bien y déjalo endurecer en el frigorífico. Luego corta en tiras y ¡a disfrutar!