Descubre las ventajas de incluir un día de piernas en tu rutina

  • 14 mar 2018

Descubre las ventajas de incluir un día de piernas en tu rutina

En el día de piernas los músculos que entrenas son principalmente los que se encuentran en tus extremidades inferiores. Entrenar piernas es fundamental para estar en forma y es muy importante para tu rutina. ¡En este blog te explicamos las ventajas de entrenar piernas!

Las piernas son el grupo muscular más grande del cuerpo, y también uno de los más importantes. Después de todo, usas tus piernas todos los días. Por lo tanto, merecen estar en las mejores condiciones posibles. Incluir un día de piernas en tu rutina tiene un efecto positivo en todo tu cuerpo.

Optimiza tu rendimiento deportivo
Si tienes mucha fuerza en las piernas, tus actuaciones deportivas serán mucho mejores que si tus piernas no están entrenadas. Como futbolista, podrás correr más rápido detrás de la pelota y, como jugador de baloncesto, podrás saltar más alto. ¡Y todo por entrenar piernas! ¡Tendrás más potencia y también tienes menos posibilidades de lesiones!

Lumbares
¿Sabías además que tus lumbares se vuelven más fuertes cuando te dedicas a entrenar piernas? Al incluir regularmente un día de piernas en tu entrenamiento, tendrás importantes ventajas para tu espalda. ¡Compruébalo!

Quema más calorías
El entrenamiento de grandes grupos musculares, como cuando te dedicas a entrenar piernas, requiere más energía que el entrenamiento de músculos más pequeños. Esto se traduce también en una mayor quema de calorías ¡Importante ventaja si quieres bajar de peso!

Potencia tu equilibrio
Entrenar piernas mejora en gran medida tu equilibrio y estabilidad. Por lo que, tendrás más control sobre tu cuerpo, no solo en tu vida diaria, sino también en deportes como correr ¡Esta importante ventaja, también te ayudará en deportes extremos!

Ventajas en tu vida diaria
Incluso si no eres un atleta, es muy importante meter al menos un día de piernas en tu rutina de entrenamiento. Piensa en las importantes ventajas diarias como: levantar objetos pesados, cargar alimentos o mover muebles que se volverán mucho más fáciles cuando tu parte inferior sea fuerte y esté acostumbrada a inclinarse hacia abajo a través de las rodillas.

¡Te verás genial!
¡Y finalmente te verás genial con unas piernas entrenadas!