Medir equivale a saber la medición de grasa

  • 11 jun 2018

Hay veces que nuestros cambios físicos no se ven reflejados en la báscula.  En estas circunstancias, lo mejor es realizar una medición de grasa.

Hoy día, se pueden medir muchas más cosas en nuestro cuerpo que el peso y la altura. Piensa, por ejemplo, en tu porcentaje de grasa, masa muscular, masa ósea y fluidos corporales. Medir y analizar la composición de tu cuerpo te da una idea de que hay muchas más variables que afectan a tu cuerpo y que no se ven reflejadas en la báscula. Gracias a esto, entenderás mucho mejor a tu cuerpo y también podrás entrenar de manera más efectiva.

¿Qué significa el porcentaje de grasa?
El porcentaje de grasa te dice cuánto porcentaje de tu peso corporal está formado por grasa. La medición de grasa, es muy importante, ya que es posible que le sea de mayor utilidad para el entrenamiento, que conocer el peso que te da tu báscula. Cuando haces ejercicio, a veces es difícil perder peso porque tus músculos crecen, pero tu porcentaje de grasa disminuye, por lo que estás más saludable y más firme, evitando los temidos michelines. Cuando has disminuido tu porcentaje de grasa, puedes estar seguro de haber perdido grasa y de progresar saludablemente.

¿Cómo se hace una medición de grasa?
Se puede realizar una medición de grasa con mayor precisión con un pliegue cutáneo. ¡Mídetela con un entrenador personal de Basic-Fit! Él sabe exactamente dónde y cómo medir, qué porcentaje de grasa es saludable para ti y él o ella te pueden ayudar con un programa de entrenamiento específico.

Guarda los datos en la aplicación de Basic-Fit
Una vez que conozcas tu porcentaje de grasa guarda los datos en la aplicación de Basic-Fit para que puedas realizar un seguimiento de tu progreso.

Consejos
Para mantener tu medición de grasa lo más exacta posible, te damos cuatro consejos:

  • Asegúrate de realizar tu medición de grasa a la misma hora todos los días.

  • Hazte una medición de grasa antes de tu entrenamiento.

  • Midela regularmente, por ejemplo, una vez cada dos semanas.

  • Mantén un registro de todos los resultados, ¡Así podrás medir tu progreso!